Hable como en TED: Nueve secretos para comunicar utilizados por los mejores

Las presentaciones más estimulantes son:  

  • EMOCIONANTES: nos tocan el corazón.
  • ORIGINALES: nos enseñan algo nuevo.
  • MEMORABLES: presentan el contenido de una manera que nunca olvidaremos.

El cerebro no puede ignorar la novedad y, una vez que incorporemos las técnicas de esta sección, los oyentes no serán capaces de ignorarnos.

La ciencia demuestra que la pasión es literalmente contagiosa.

Uno no puede inspirar a los demás si no se siente inspirado. Las probabilidades de convencer e inspirar a quienes nos escuchan son mucho mayores si demostramos una conexión entusiasta, apasionada y profunda con aquello de lo que hablamos.

Los conferenciantes carismáticos irradian alegría y pasión.

Llegó a la conclusión de que la pasión tiene un rol fundamental en el éxito de un emprendedor.

«La sensación intensa y positiva que un individuo experimenta hacia algo que es profundamente significativo para él».

Adquirir una nueva habilidad y practicarla una y otra vez abre nuevas vías en el cerebro.

Se dice que el éxito no da la felicidad, sino que es la felicidad la que produce el éxito.

Cuando nos mueve un gran propósito, un proyecto extraordinario, todos nuestros pensamientos rompen sus ataduras. Nuestra mente trasciende sus limitaciones, nuestra conciencia se expande en todas las direcciones y nos descubrimos en un nuevo mundo, fantástico y maravilloso. Reviven las fuerzas, facultades y talentos dormidos, y descubrimos que somos personas mucho más grandes de lo que nunca pudimos soñar.

Y, lo que es aún más importante, debemos establecer conexiones con otras personas que comparten nuestra pasión.

Si queremos ayudar a alguien, lo que debemos hacer es cerrar la boca y escuchar.

Mi experiencia es que los mejores ejecutivos de todos son aquellos que sienten una pasión más intensa por lo que hacen.

Los escáneres cerebrales muestran que las historias estimulan y activan el cerebro humano, lo cual ayuda a que el orador conecte con su público y hacen que sea mucho más probable que este asuma el punto de vista de aquel.

La capacidad de contar anécdotas puede ayudar a derribar el muro que se interpone entre él y las personas a quienes necesita persuadir.

La capacidad de contar historias es la mejor herramienta para la persuasión.

Simplemente, no es posible persuadir exclusivamente a base de lógica.

Si las historias desencadenan el acoplamiento entre dos cerebros, entonces parte de la solución para convencer a la gente de nuestro argumento consiste en contar más historias.

Las presentaciones más populares de TED comienzan con una anécdota personal.

Afirmó que el 90 por ciento de los primeros negocios fracasan y el mismo porcentaje de los segundos negocios tienen éxito, a pesar de lo cual el 80 por ciento de los emprendedores nunca llegan a intentarlo una segunda vez. «No se dan cuenta de que están a unos pocos “noes” de ver cómo sus negocios triunfan.»

Empatizar. Osteen tiene una cualidad en común con los oradores más populares de TED: son maestros a la hora de generar empatía. La empatía es la capacidad de reconocer y sentir las emociones que otra persona experimenta. Nos ponemos en la piel del otro. Hemos visto cómo las historias pueden ayudarnos a experimentar las emociones de otra persona. Algunos

Tenemos que llegar a sus corazones, no solo a sus mentes. Y esto es precisamente lo que las historias consiguen.»

La cámara de vídeo es la mejor herramienta para mejorar nuestra capacidad para hablar en público.

Los cuatro elementos de la expresión verbal son: ritmo, volumen, tono y pausas.

En lugar de dar una presentación, intentemos mantener una conversación.

Los profesionales más carismáticos del mundo poseen un fantástico lenguaje corporal, una presencia imponente que refleja confianza, competencia y carisma.

Cuando practiquemos nuestra presentación, hagámoslo erguidos. Nos dará más confianza para afrontarla.

Algunos de los más grandes oradores profesionales se pasean entre el público en lugar de permanecer delante de él.

La postura energética funciona así: estiramos los brazos todo lo que podamos y mantenemos esa postura durante dos minutos. Podemos hacerlo en un ascensor, en la mesa de trabajo o detrás del escenario; ¡preferiblemente donde nadie nos vea!

Habida cuenta de la relación tan estrecha que existe entre el movimiento y la energía, sí es importante incorporar algún tipo de ritual físico previo a una presentación.

Nuestra fuerza como oradores proviene de nuestro interior.

El reconocimiento de lo que es original es una herramienta de supervivencia que todos los humanos llevamos incorporada. Nuestro cerebro está entrenado para buscar cosas brillantes y nuevas, cosas que destacan, cosas que parecen deliciosas.

Expongamos información que sea completamente nueva para el público, que muestre una perspectiva diferente, o que ofrezca una manera fresca y novedosa de resolver un viejo problema.

Aprender algo nuevo activa las mismas zonas de recompensa del cerebro que las drogas o las apuestas.

El poder de los introvertidos,

Los grandes innovadores aplican ideas de otros ámbitos distintos del suyo.

Solo si vemos nuestro propio mundo desde una perspectiva nueva seremos capaces de ofrecer al público una nueva manera de ver el mundo.

En una sociedad con demasiadas opciones y muy poco tiempo, nuestra inclinación natural suele ser ignorarlo casi todo.

2009, Dan Pink, autor del superventas La sorprendente verdad sobre qué nos motiva,

Note:book

«Antes de una presentación, me pregunto: ¿cuál es la idea con la que quiero que la gente se quede?

El primer paso para dar una presentación del nivel de las TED consiste en preguntarnos: ¿cuál es la idea con la que quiero que se quede mi público? Y en asegurarnos de que cabe en un tuit. Es lo que llamo «un titular pensado para Twitter».

Tengamos en cuenta que nuestro público está compuesto por personas programadas de forma innata para explorar.

«Hemos descubierto que vemos las cosas que nos resultan más estimulantes emocionalmente con mayor claridad que aquellas que son más cotidianas —explica Todd—.

Todd descubrió que codificamos los sucesos importantes de una manera mucho más rica que los ordinarios.

El cerebro está programado para recordar los sucesos emocionalmente intensos y para ignorar lo ordinario, lo cotidiano.

Prácticamente todas las presentaciones más populares de TED contienen datos, estadísticas o cifras para reforzar el tema central de la charla.

Si combinamos humor y novedad, habremos encontrado oro en nuestra presentación.

Por qué funciona: El humor baja las defensas, lo cual hace que el público sea más receptivo a nuestro mensaje. Además, también consigue que resultemos más simpáticos, y la gente está más predispuesta a hacer negocios con las personas que le caen bien.

Martin afirma que la risa también desempeña un papel importante a la hora de fortalecer la cohesión del grupo.

«El humor, si se emplea con destreza, engrasa los engranajes de la gestión empresarial: reduce la hostilidad, permite desviar las críticas, relaja las tensiones, mejora la moral y ayuda a comunicar mensajes difíciles».

Dediquemos un tiempo a pensar sobre el humor y las citas que vamos a usar.

Dieciocho minutos es la duración ideal para una presentación. Si nos vemos obligados a preparar una de mayor duración, introduzcamos pausas suaves (anécdotas, vídeos, demostraciones) cada diez minutos.

Una vez que la gente entiende la ciencia y la lógica en las que se sustenta la regla de los dieciocho minutos y el concepto de las pausas suaves, está mucho más dispuesta a plantearse recortar sus presentaciones, y en cuanto lo hacen, comprueban que eso permite dar rienda suelta a su creatividad. Y es que las limitaciones fomentan la creatividad.

Las limitaciones fomentan la creatividad

«La creatividad eclosiona cuando se la somete a restricciones inteligentes», afirma.

«Contra la creencia popular, estudios recientes han constatado que el evento principal de la imaginación —la creatividad— no requiere una libertad ilimitada, sino que prefiere límites y obstáculos.»

Leonardo da Vinci dijo: «La sencillez es la máxima sofisticación».

Sobre la autenticidad, esto es lo que tenía que decir: «Se trata simplemente de ser uno mismo y de estar a gusto en nuestra propia piel.

Crear un mapa de mensajes para el contenido de nuestra presentación es una manera sumamente eficiente y efectiva de asegurarnos de que nuestra presentación no es demasiado larga o desorganizada.

En pocas palabras, los elementos visuales son muy importantes.

Tres días después de haber escuchado una información, lo más probable es que solo recordemos un 10 por ciento del total. Pero, si a eso le añadimos una imagen, el porcentaje se eleva hasta el 65 por ciento.

Utilizarás elementos visuales para potenciar las palabras, no para duplicar su contenido.

Pasaron a una al estilo de TED, con poco texto, sin listas de puntos y cargada de fotografías y otros elementos visuales.

Cuando pensamos en algo con intensidad —lo imaginamos verdaderamente—, se activan las mismas zonas del cerebro que si lo estuviésemos viendo en realidad.

Palmer. El valor se hace notar. El valor llama la atención. El valor conquista las mentes y los corazones. Valor es lo que se necesita para dar la charla de nuestra vida.

—Hay que ser capaz de comunicarse en la vida —respondió Buffett—, esto tiene una importancia enorme. Es algo a lo que no se le presta la atención suficiente en la escuela. Si uno no puede comunicarse, hablar con otras personas y transmitir sus ideas, está limitando su potencial.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading...